18 septiembre 2020
caloriasnegativas

Calorías negativas: ¿Mito o Realidad?

La afirmación de la existencia de las calorías negativas hace tiempo que viene dando vueltas, pero no hay evidencia científica de su existencia.

Según esta teoría existen alimentos que su aporte calórico es menor que el que el cuerpo necesita para digerirlos. El organismo quemaría más energía que la que aporta el alimento en si, por tanto al consumir estos alimentos se favorecería la pérdida de peso.

¿Qué son las calorías negativas?

Ciertas frutas y verduras son escasamente calóricas, y se considera que el cuerpo emplea mayor energía para digerirlas que las que aportan. Por ejemplo, unos 100 gramos de pomelo tienen 38 calorías, pero el organismo necesita más energía para digerirlo, dando como resultado un saldo negativo de calorías.

De igual modo la teoría de las calorías negativas determina que el agua muy fría ayuda en la pérdida de peso, y esto se debería a que el cuerpo necesita usar energía para hacer que el líquido se temple adecuadamente, y como el agua no tiene un aporte calórico, el saldo también sería negativo.

Los alimentos con calorías negativas

Los alimentos con calorías negativas serian aquellos que aportan un gran contenido de fibras, tienen bajo contenido calórico y son bastante saciantes.

La lechuga, escarola, rúcula y demás vegetales de hoja, así como el pepino, la sandía, piña, el pomelo, apio, brócoli, zucchini, tomates y limón son algunos de estos alimentos.

Beneficiosos para la salud

Los alimentos que se cree que tienen calorías negativas son además muy beneficiosos para la salud debido a su alto contenido de vitaminas y minerales.

Su ingesta en las comidas, además de ayudar en la pérdida de peso, también ofrece la ventaja de suministrar al organismo gran parte de los nutrientes que requiere para mantenerse saludable.

Las calorías negativas: ¿mito o realidad?

 Ciertamente que la existencia de estas calorías negativas sería algo formidable, pero la verdad es que no hay nada probado a ciencia cierta, solo el hecho de que son alimentos que ofrecen saciedad y tienen un bajo aporte calórico, lo que fomenta el descenso de peso en una dieta equilibrada.

Las calorías que emplea el cuerpo para digerir los alimentos son mínimas, por lo que no hacen la diferencia en el descenso de peso.

Los alimentos con “calorías negativas” en verdad se emplean como aliados para fomentar la pérdida de kilos, por ejemplo si se quiere comer algo calórico lo recomendable es acompañar la porción de dicha comida con otra que aporte muy pocas calorías.

Un ejemplo fácil de entender es acompañar una porción de pizza con ensalada de hoja verde, de tal modo se consigue saciedad comiendo menos calorías que si se ingieren más porciones de pizza.

Calorías negativas. Foto Freepik

Dieta equilibrada es sinónimo de salud

Es importante recalcar que la base de toda alimentación equilibrada es la variedad, no es saludable consumir solo estos alimentos poco calóricos porque se estaría prescindiendo de nutrientes que se encuentran en otros y son indispensables para el adecuado funcionamiento del cuerpo.

Siempre la pérdida de peso va de la mano con una alimentación inteligente y variada, que aporte las calorías requeridas para subsistir y todos los nutrientes que el cuerpo necesita.

Fuente: La Nación

Foto: Freepik

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *