29 octubre 2020
dieta antiinflamatoria

Dieta Antiinflamatoria, lo que necesitas saber

La inflamación es un problema muy frecuente en la actualidad, y se debe en la mayoría de los casos a la alimentación.

La dieta antiinflamatoria se enfoca en evitar esto incluyendo alimentos que no irriten, sensibilicen o inflamen los intestinos.

La inflamación es una respuesta del sistema inmunitario del cuerpo, cuando se mantiene en el tiempo puede causar otras afecciones de mayor gravedad como las cardiovasculares, problemas gástricos, dolor crónico, demencia, entre otras.

Cabe destacar que también influyen los malos hábitos de vida, el tabaquismo, estrés, falta de sueño, sedentarismo, etc.

Alimentos a incorporar en la dieta antiinflamatoria

Cúrcuma: es un potente antinflamatorio, razón por la que se la conoce como el Ibuprofeno natural.

Semillas de lino y chía: a no ser que se tenga problemas de divertículos, las semillas de lino y chía son ideales para la dieta antinflamatoria ya que aportan una buena dosis de ácidos grasos omega-3.

Vegetales de hoja verde: son ricos en antioxidantes, y la abundancia de clorofila también ayuda a combatir la inflamación.

Crucíferas: las coles y el brócoli aportan también una buena dosis de antioxidantes y a su vez poseen cualidades depurativas.

Los alimentos probióticos: el agua de kéfir, el kombucha, el kimchi y el chucrut no pueden faltar en al dieta antinflamatoria ya que son necesarios para mejorar la flora intestinal, depurar y reducir la inflamación.

Frutos del bosque: arándanos, frambuesas, moras son ricos en antioxidantes y poseen propiedades antiinflamatorias.

Alimentos a evitar en la dieta antiinflamatoria

Hay ciertos alimentos que conviene erradicar de la dieta diaria ya que generan inflamación, algunos de ellos son:

Alimentos procesados

Están repletos de químicos, colorantes y conservantes que el cuerpo es incapaz de procesar y metabolizar, además del exceso de grasas y sodio.

Tienden a dar una señal de alarma al sistema inmunitario el cual reacciona generando una inflamación intestinal.

Harinas y azúcares refinados

El azúcar de mesa, el jarabe de maíz, los panificados con harinas refinadas, tienden a elevar los niveles de insulina generando un altibajo constante de la hormona, lo que como consecuencia causa una reacción inmune que genera inflamación.

Cuando se consumen estos alimentos de menara constante, el cuerpo entra en un estado inflamatorio crónico.

Leche y derivados

La leche posee caseína, una proteína que el cuerpo no puede metabolizar cuando es ingerida en grandes cantidades, al igual que la lactosa. Su consumo frecuente causa una inflamación intestinal severa.

Carnes rojas

Cuando se consumen carnes rojas el cuerpo produce Neu5gc, un químico que es percibido por el sistema inmune como agente externo y dañino y por ende reacciona con una respuesta inflamatoria.

Cereales con gluten

Trigo, cebada, centeno, kamut y espelta son ricos en gluten, el cual tiene efectos alérgenos y disparan una respuesta inflamatoria del sistema inmunitario.

Aceites vegetales

Si bien su consumo es recomendable porque aportan ácidos grasos omega 6, no hay que abusar de los aceites cocidos ya que de lo contrario se genera un desequilibrio de la ratio entre ellos y los omega 3, causando una reacción inflamatoria en el organismo.

El único aceite que soporta mejor la cocción y las altas temperaturas sin desestabilizarse, es el aceite de oliva virgen extra de primera prensada.

Fuente: Cuerpomente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *