29 febrero 2020
vitaminas y aumento de peso

Vitaminas y Aumento de peso

Las vitaminas son micronutrientes que el cuerpo necesita para funcionar de forma adecuada y mantenerse saludable.

Como el organismo es incapaz de sintetizarlas, las debe obtener de fuentes externas como son los alimentos.

Vitaminas. Foto tomada de Freepik bajo licencia CCO

Dentro de las vitaminas encontramos dos grupos:

Hidrosolubles

Son vitaminas que se disuelven en agua y dentro de este grupo encontramos: vitamina C (ácido ascórbico) y vitaminas del grupo B -B1 (tiamina), B2 (riboflavina), B3 (niacina o ácido nicotínico), B5 (ácido pantoténico), B6 (fosfato de piridoxal), B8 (biotina), B9 (ácido fólico) y B12 (cianocobalamina).

Su exceso es eliminado por la orina, no son toxicas por más que se ingiera una elevada cantidad. El cuerpo no puede almacenarlas y solo puede prescindir de ellas unos pocos días.

Liposolubles

Son las vitaminas que se disuelven en las grasas y aceites, dentro de este grupo se encuentran: vitamina D (calciferol), la vitamina E (tocoferol), la vitamina K1 (filoquinona) y K2 (menaquinona) y la vitamina A (retinol).

En el cuerpo los quilomicrones son los responsables de su absorción. La vitamina A y E se almacenan en los tejidos del cuerpo.

Vitaminas dieta
Vitaminas alimentos. Foto tomada de Freepik bajo licencia CCO

El aumento de peso y la ingesta de suplementos vitamínicos

Por lo general se asocia la ingesta de suplementos con un incremento del peso corporal, y esta confusión se debe a factores puntuales.

En primer lugar las vitaminas no son un alimento en sí y por tanto no aportan calorías, pero cuando hay un déficit vitamínico es normal que el organismo pida más comida y por ende el suplemento ingerido va a mejorar la absorción de lo que se come, lo que termina haciendo que la báscula indique un peso mayor.

Dejando en claro este asunto. El suplemento vitamínico hace que el organismo pueda asimilar mejor los nutrientes de los alimentos que se consumen, y esto incluye lógicamente un incremento en las calorías y por consiguiente un posible aumento de peso.

vitaminas y aumento de peso
Vitaminas. Foto tomada de Freepik bajo licencia CCO

Cuando es importante la ingesta de suplementos vitamínicos

  • Cuando se realiza una dieta extremadamente baja en calorías y los alimentos no cubre las necesidades del cuerpo
  • En casos de embarazo y lactancia que así lo requieran
  • Personas fumadoras y alcohólicas
  • Exposición a contaminantes ambientales
  • Enfermedades crónicas que requieren la toma de medicamentos puntuales

Síntomas de carencias vitamínicas

Algunos de los síntomas que pueden asociarse a una carencia vitamínica son:

  • Cansancio
  • Falta de apetito
  • Infecciones recurrentes
  • Retención de líquidos
  • Arritmia
  • Hipertensión
  • Dientes frágiles
  • Sangrado de encías
  • Labios agrietados
  • Ulceras bucales
  • Mala cicatrización
  • Piel con mal aspecto
  • Lengua seca y sequedad bucal
  • Debilidad muscular
  • Fracturas
  • Mucosas inflamadas
  • Pelo reseco y quebradizo
  • Debilidad muscular

De igual modo los suplementos vitamínicos deben ser indicados por un especialista, no conviene tomarlos por cuenta propia sin saber si en realidad se los necesita.

Una dieta equilibrada suele ser suficiente para el aporte diario que el cuerpo requiere de nutrientes, solo en casos puntuales se debe reforzar con la ingesta de suplementos de vitaminas.

Fuente: nutrición activa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *