16 julio 2020
deportista

La Piel del Deportista, Lesiones Comunes y Cómo Evitarlas

Por lo general el deportista presta más atención a las lesiones que puede sufrir en su cuerpo a consecuencia de la actividad física, y poca importancia da a las que sufre su piel.

No hay que olvidar que la piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo y cumple una función esencial: de barrera contra las agresiones externas. Es una protección para el organismo ante múltiples factores ya sean ambientales, como químicos, infecciosos, mecánicos, etc.

La piel además tiene la función de termoregular la temperatura corporal, algo básico durante el entrenamiento.

Nuestra piel representa un 20% del total del rendimiento de un deportista, por lo que es de suma importancia cuidarla para prevenir patologías o enfermedades que pueden resultar de gravedad.

Las consecuencias en la piel del deporte al aire libre

Por lo general la mayoría de los deportistas entrenan al aire libre, por lo que deben tener en cuenta la agresión del sol a su piel.

Las quemaduras solares son bastante frecuentes cuando no se emplea protección adecuada, y diversos estudios han demostrado que los corredores de fondo presentan más chances de desarrollar cáncer de piel debido a su extrema exposición a los rayos UV.

Los efectos del sol en la piel del deportista

La radiación solar tiene efectos agudos y crónicos. Los primeros son las quemaduras causadas por la radiación UVB, que tienen una penetración más superficial y generan eritema en la zona afectada.

Los efectos crónicos son los generados por radiación tipo UVA, esta penetra mucho más en el tejido y es capaz de alterar el ADN de las células y por ende es el causante de muchos cáncer de piel.

La piel es un órgano que tiene memoria, el 50 o el 80% de la exposición solar se acumula en el tejido durante los primeros 20 años, y las quemaduras sufridas en la infancia y la adolescencia pueden acrecentar el riesgo de sufrir un melanoma.

Los daños causados por la radiación UVA pueden ser malos, como es el caso de los queratomas actínicos que aparecen en el cuero cabelludo o en las zonas muy expuestas. Esta lesión es un precáncer de piel, que son tratamiento a su debido tiempo puede transformarse en un carcinoma epidermoide.

Otro cáncer de piel generado por la exposición solar es el carcinoma basocelular, un tumor bastante letal si no es diagnosticado y tratado a tiempo. Se trata de los famosos lunares malos, que pueden aparecer de la nada o en un lunar benigno preexistente.

Otros efectos crónicos de la exposición solar desmedida y sin protección son los lentigos solares. Manchas que aparecen en la vejes pero se están viendo en personas jóvenes. Lo mismo sucede con manchas blancas que surgen en pieles envejecidas o los cutis romboidales de la nuca.

Como prevenir las lesiones solares en la piel del deportista

Básicamente hay que evitar la radiación solar y siempre proteger la piel, aun si el día esta nublado.

Las recomendaciones son las mismas que para cualquier persona, evitar las horas centrales del día, porque la radiación es mucho mayor en estos momentos, y si se entrena en otro horario siempre hacerlo con la adecuada protección.

Por otra parte, cuando el entrenamiento se realiza en zonas con nieve, arena seca o mar, la incidencia de la luz se incrementa y por consecuencia también lo hace la incidencia del sol sobre la piel.

Si bien la mejor forma de evitar estas lesiones es no exponerse al sol, también se pueden usar sombreros, gafas, ropa con FPS y cremas fotoprotectoras altas que han de renovarse de forma frecuente.

Deportista Tatuaje. Foto tomada de Freepik bajo licencia CCO

Los tatuajes en el deportista y su efecto sobre el rendimiento

Ante todo hay que controlar que la lesión no se infecte, ya que un tatuaje genera heridas en la piel que pueden infectarse con facilidad.

Un tatuaje de grandes dimensiones puede afectar el rendimiento de un deportista, hace que sude menos y se pierda más sodio durante el entrenamiento ya que altera su composición, lo que interfiere en los intercambios celulares y en la capacidad de enfriamiento del organismo.

Otra consecuencia es que al tintar la piel, impiden que se vea lo que hay debido y por ende no se detectan a tiempo posibles melanomas o carcinomas.

La Urticaria Colinérgica, lesión frecuente

Es una lesión común en deportistas, se trata de pequeños habones o ronchas que pican y aparecen antes de empezar el proceso de sudoración.

Si bien se resuelven de manera espontánea, cuando el picor es intenso o generalizado pueden surgir síntomas sistémicos como baja tensión arterial, nauseas, mareos y ganas de vomitar.

Cuidar la piel es esencial para toda persona, pero los deportistas tienen que tomar más recaudos ya que suelen estar más expuestos a ciertas lesiones que no sufre el común de la gente.

Además de los recaudos antes explicados, es importante realizar una buena higiene de la piel con productos que no afecten la capa protectora natural, hidratarla a diario y mantener los pliegues siempre secos para evitar posibles infecciones con hongos.

Fuente: Salud mas deporte

Foto: Freepik

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *