29 febrero 2020

Running: El Retorno de Energía en las Zapatillas deportivas

A la hora de elegir las zapatillas de running se busca todo tipo de información relevante ya que es fundamental hacerse con el calzado más indicado, y uno de los aspectos que los fabricantes destacan es el retorno de energía.

Pero, ¿qué es esto del retorno de la energía?

Es un concepto que requiere primero de conocer las fases de la pisada durante la carrera: aterrizaje, amortiguación, impulso y recuperación, circuito que se repite en cada paso.

Cuando el pie aterriza y se apoya en el piso, al tocarlo se genera un impacto con la superficie que se transforma en energía cinética, que en parte absorbe la zapatilla y otra llega al corredor.

Running
Running. Foto tomada de Freepik bajo licencia CCO

Lo que hace un calzado específicamente diseñado para running, es que el mayor volumen de esa energía generada se transmita en forma de impulso para incrementar la velocidad del corredor.

Los materiales con los que fabrican la suela de estas zapatillas son los que favorecen este retorno de la energía para facilitar el trabajo al atleta y mejorar la fase de impulso, cuando el pie se despega del suelo de inmediato va hacia adelante.

La tecnología deportiva empleada ofrece materiales muy elásticos que recuperan de inmediato la forma después de la compresión que acontecen la fase de aterrizaje y apoyo.

Cuanto más rápido el material del calzado recupera su forma original, más energía cinética es capaz de transferir al corredor y hace más fácil la propulsión.

De igual modo es importante recalcar que no existen zapatillas mágicas, el peso y la técnica que emplee la persona durante la carrera son determinantes en cuanto a la cantidad de energía cinética que regresa e impulsa la zancada.

La entresuela de la zapatilla de running es clave

La clave del famoso retorno de la energía se encuentra en la entresuela, que es en donde está la amortiguación del calzado, entre la plantilla y el exterior. Cuando una zapatilla es de calidad posee un buen material en esta parte, que ofrece el soporte y estabilidad necesarios, logra el efecto de impulso después de la compresión en la pisada y desplaza la energía hacia arriba para levantar el pie.

No está de más decir que a la hora de elegir la zapatilla ideal para running no solo hay que tener en cuenta este aspecto, hay muchos factores que deben ajustarse a las necesidades personales y no siempre la zapatilla con mayor retorno de la energía es la mejor opción para todos los corredores.

Fuente Bolavip

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *