8 abril 2020
dieta vegana

Dieta Vegana, Los Cambios en el Cuerpo

La dieta vegana es un tipo de alimentación que cada día cobra más adeptos en todo el mundo, y esto se debe a que la gente ha tomado conciencia de su alimentación, quiere evitar el sufrimiento animal y disminuir el impacto negativo en el medio ambiente.

El veganismo bien planificado es muy beneficioso para el organismo, este tipo de dieta es capaz de aportar todos los nutrientes que el cuerpo necesita para mantenerse saludable y en óptimas condiciones.

Cambios que se producen en el cuerpo cuando se sigue una dieta vegana

Somos lo que comemos, y por ende el cambio en nuestra alimentación repercute en la salud y estado de ánimo.

El comenzar una alimentación libre de productos de origen animal genera incontables modificaciones en el organismo. Lo primero que se experimenta es un aumento de la energía ya que se ingiere mayor cantidad de frutas, vegetales y frutos secos que tienen la capacidad de incrementar el nivel de vitaminas, minerales y fibras.

Conforme pasan los días, se regula progresivamente la actividad intestinal, puede suceder que se experimente hinchazón y flatulencias, esto es por el incremento de fibras y carbohidratos, pero con el tiempo se va normalizando.

Cuando ya pasaron algunos meses desde que se comenzó la dieta vegana, se notan los cambios en la piel, sobre todo quienes sufren de acné pueden apreciar una notable mejoría y disminución de los brotes.

En esta etapa, la salud cardiovascular también se ve beneficiada, se reducen las probabilidades de desarrollar diabetes, y se mejora la absorción de nutrientes en el intestino.

Vitaminas y minerales en la dieta vegana

Un detalle a destacar es que a los dos meses aproximadamente de haber eliminado los productos de origen animal, las reservas de vitamina D del cuerpo se acaban, por lo que es importante asegurar la ingesta de alimentos veganos enriquecidos y suplementos dietarios apropiados.

Al año de haber comenzado la dieta vegana, las reservas de vitamina B12 se extinguen, y como es un nutriente que solo lo aportan los alimentos de origen animal e indispensable para el desarrollo de células sanguíneas y del sistema nervioso, resulta crucial asegurar la ingesta de suministros enriquecidos o suplementos dietarios.

En cuanto a los huesos, tras unos años de alimentarse de este modo, es fundamental asegurar el aporte necesario de calcio.

Recordemos que el organismo puede absorber y reservar este mineral hasta los 30 años, ya después el esqueleto comienza a ser la fuente del mismo por lo que hay que reponerlo diariamente para evitar carencias y que los huesos se debiliten.

Como el calcio proveniente de los vegetales es limitado y de difícil absorción, los veganos tienen que consumir alimentos enriquecidos o suplementos dietarios.

Llevar una alimentación vegana es posible, pero ha de hacerse de forma controlada y equilibrada para poder aprovechar todos los beneficios que puede ofrecer a la salud. Por fortuna en la actualidad resulta cada vez más fácil, porque hay una mayor cantidad de especialistas en nutrición capacitados para ofrecer las herramientas necesarias, como alimentos fortificados y veganos en las tiendas naturistas y supermercados.

Fuente: Vitónica

Foto Freepik

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *